Logotipo del Portal de la Biblioteca Pública de Salamanca; Ir a página principal

Internet y ofimática

La biblioteca dispone de 18 ordenadores para consultar Internet o utilizar programas de ofimática (Open Office). Para utilizar este servicio es necesario disponer de la tarjeta de usuario, y acceder con el nº de lector y la contraseña facilitada por la biblioteca.
Si no dispone de contraseña o no la recuerda, diríjase al personal de su biblioteca.
Los visitantes y viajeros que no disponen de tarjeta de usuario podrán acceder a Internet presentando el DNI u otro documento identificativo.
 

Modalidades de uso

Foto de la parte interior de la Sala de Lectura con los puestos de consulta a Internet en el patio acristalado

 
 Existen dos modalidades de uso del servicio:

  • Uso directo sin reserva: en los ordenadores de la biblioteca destinados a consulta de Internet y ofimática, siempre y cuando los ordenadores no estén reservados. El usuario podrá hacer un máximo de 6 usos de una hora a la semana, de lunes a sábado. Sólo se podrá hacer un uso al día. 
  • Uso a través de reserva: la reserva se puede hacer desde la propia biblioteca, en un ordenador destinado a tal fin o a través del Portal de bibliotecas. Se podrán hacer 6 reservas semanales de una hora. Sólo se podrá hacer una reserva para cada día. El usuario dispondrá de 10 minutos de cortesía para ocupar el puesto reservado. Pasado ese tiempo, si el ordenador no ha sido ocupado, la reserva quedará suspendida, y el ordenador podrá ser utilizado por otro usuario.

Desde los ordenadores de la biblioteca se pueden imprimir trabajos y/o guardarlos en memorias USB. Las impresiones sólo se pueden hacer en blanco y negro y el precio de cada página impresa es de 0,05 € (el precio está sujeto a las tasas establecidas por la Junta de Castilla y León).
Tasas en materia de archivos y bibliotecas (1863 kbytes) Descarga del documento tipoPDF. Abre una nueva ventana  

WI-FI

La biblioteca ofrece acceso a Internet a los usuarios con sus propios equipos (tabletas, portátiles y teléfonos móviles) a través de su red WiFi. Con este servicio se quiere facilitar el acceso a la información, a la investigación y el aprendizaje.

El usuario se compromete a respetar en todo momento la legislación vigente en materia de Propiedad Intelectual y a hacer un uso adecuado del servicio de acceso a Internet.
La biblioteca no es responsable, en ningún caso, de la información que los usuarios pudieran recuperar o a la que pudieran acceder o enviar a través de sus dispositivos.